Líneas aéreas de bajo costo conquistan Centroamérica

Hace 20 años el segmento de las aerolíneas de bajo costo alzó el vuelo principalmente en Europa y Estados Unidos.

A Latinoamérica llegaron primero a mercados emergentes como Brasil.

En el caso de Centroamérica los vuelos han comenzado a llegar con un poco de retraso, pero cada día van afianzando más el mercado.

El auge se ha dado sobre todo en Panamá y Costa Rica, que cuentan con operaciones de compañías como Viva Colombia, Wingo y Volaris.

Líneas aéreas de bajo costo  conquistan CentroaméricaPor los cielos del Triángulo Norte también han llegado firmas como Transportes Aéreos Guatemaltecos (TAG), Interjet que va a México y Estados Unidos, Spirit Airlines también con EUA.

La última en hacer su aterrizaje ha sido Volaris que estableció en 2015 su filial para Centroamérica en Costa Rica y la apuesta es conquistar a quienes aún no han vivido la experiencia de volar.

La ruta Costa Rica-Guatemala fue la primera en abrirse y se ha sumado Costa Rica-El Salvador desde febrero pasado con tarifas desde $74.94 por un viaje sencillo entre San Salvador y San José.

“El objetivo de Volaris es conquistar a Centroamérica” dijo Enrique Beltranena, CEO y fundador de la aerolínea que en un plan de tres años espera operar entre 18 y 22 aviones solo en el istmo. Ese plan también incluye la llegada a Managua desde San José en abril próximo.

Según Beltranena, entre 2011 y 2015 se reportó una contracción de asientos ofertados en el mercado en aproximadamente 3.3 % anual, derivado de las altas tarifas que registraba la región. “Crece el PIB per cápita, crece la población y crece la clase media y entonces ¿por qué la gente no viaja, por qué no utilizan el avión como medio de transporte y por qué el avión no se convierte en la base del desarrollo económico de la región? y es por eso que es importante la entrada de Volaris” destacó el directivo.

La compañía que nació en 2006 en México quiere conquistar a los que viajan por tierra. Solo como ejemplo, entre Nicaragua y Costa Rica se realizan más de 490,000 viajes al año por vía terrestre; desde El Salvador hacia Costa Rica rondan los 200,000.

El pago de impuestos Centroamérica por ser una región pequeña se puede acceder a otra nación en un corto tiempo y por ello es una área atractiva para las líneas “low cost”.

Aunque hay algunos problemas para estas compañías, asegura Carlos Ozores director de ICF, firma especializada en la industria de la aviación.

Estos son principalmente los cargos aeroportuarios y gubernamentales que se aplican a los viajes internacionales en América Latina.

Para el caso de Centroamérica, en Panamá los impuestos aeroportuarios y gubernamentales sobre los boletos de vuelos nacionales sencillos son de $11 y $61 para los internacionales, un monto que duplica las tasas que se pagan en Brasil donde los vuelos nacionales pagan $9 y los internacionales $34.

Ozores señala que “los vínculos económicos y migrantes dentro de Centroamérica y entre esta región y los Estados Unidos son bastante sólidos, sin embargo, la conectividad aérea a menudo es deficiente y costosa”.

En la misma sintonía opinó Beltranena, asegurando que en Costa Rica se paga $20 más de impuestos que en El Salvador. A pesar de ello las estructuras de tarifas planas de las líneas aéreas de bajo costo parecen ganar terreno.

Wingo, que pertenece a la firma Copa Holdings, comenzó a operar en diciembre de 2016 y a febrero de este año ya había alcanzado los $10 millones en ventas, dijo Manuela Muñoz, vocera de Wingo.

La firma ha vendido más de 200,000 boletos y transportado a 100,000 personas a través de 16 rutas: cinco domésticas y 11 internacionales en nueve países y cinco ciudades.

La ruta que Wingo ofrece desde Cartagena (Colombia) hacia Panamá aterrizando en el aeropuerto de Panamá Pacífico cuesta $99, tarifa un 30 % por debajo de la que ofrece el mercado actual, aseguró Muñoz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *