Las características del Transporte Automotor de Carga en Latinoamérica

En el documento “El transporte automotor de carga (TAC) en América Latina: Soporte logístico de la producción y el comercio”, investigación desarrollada José Barbero y Pablo Guerrero y que fue publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) realiza una descripción de las características del sector, esbozando además sus proyecciones.

El informe en general se llevó a cabo a partir de diversos estudios. que incluyen a 14 países, permite poner en evidencia la enorme diversidad del sector, que se comprueba no sólo entre los diferentes países, sino también dentro de cada país en particular.

Las compañías de transporte carga terrestre son muy diversas.

Las compañías de transporte carga terrestre son muy diversas.

Al respecto el informe señala que “los múltiples segmentos del transporte por camión muestran características de organización y de desempeño muy disímiles” y que además “se trata de un sector heterogéneo, con un desempeño promedio débil, con un amplio potencial de mejora”.

El documento indica que marco legal del sector está apoyado en normas específicas del sector; reglamentos de tránsito, circulación y seguridad vial y otras normas de alcance general que suelen tener una incidencia considerable (leyes ambientales y laborales, entre otras), pero que es frecuente la superposición normativa.

Concluye además que la regulación económica del sector está, en general, orientada hacia la libre competencia con riesgo de competencia predatoria. También se apunta que la existencia de un marco normativo armonizado entre los diferentes países ha contribuido al desarrollo de servicios internacionales.

En cuanto a la estructura y la organización del sector en Latinoamérica se caracteriza por “una organización empresarial extremadamente diversa, donde hay empresas altamente profesionales hasta pequeños operadores con altos niveles de informalidad”.

La flota del TAC no escapa de la heterogeneidad, presentando una gran diversidad de equipos (automotores y remolques) y de tipos de carrocería, con una propiedad muy dispersa y con altas tasas de crecimiento en los últimos años.

La productividad de los camiones, en tanto, se caracteriza por una gran variación de un país a otro. En la estructura de costos de los camiones se observa una elevada participación de los combustibles y del personal. Además, de una marcada incidencia de los robos (de mercadería y de camiones) la que ha ido en aumento.

Se indica que “la productividad que logran los operadores está muy marcada por los requerimientos de los proveedores de carga”, vale decir, los clientes, que en alguna medida modelan a los transportistas.

En cuanto a las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por el TAC, se indica que “son producto de un nivel de actividad creciente y del uso de una flota antigua, lo que constituye una tendencia preocupante”. Por otra parte se describe que “los camiones son actores destacados de los siniestros viales en la región, mostrando en conjunto indicadores que duplican los de países desarrollados”.

Análisis por región

En México algunas de las apreciaciones indican que su transporte internacional es muy desarrollado, con una alta eficiencia hacia la frontera norte, pero limitado para ingresar a Centroamérica. Sin embargo, resulta muy relevante para la operación industrial del país. Su flota posee segmentos muy modernos, y cuenta con circulación de bitrenes, y se encuentra en un proceso de renovación.

La edad de las flotas de camiones es elevada.

La edad de las flotas de camiones es elevada.

En Centroamérica la eficiencia operativa es media a baja, pero se muestra desarrollado en el transporte internacional, pese a algunas trabas normativas y en pasos de fronterizos. Pese a ello muestra mayor relevancia que en el transporte intranacional. Tiene una alta edad promedio (superior a los 20 años en algunos casos) y presenta severas dificultades para la renovación.

En los Países Andinos, la eficiencia operativa es media, con unos 60,000 kilómetros anuales. Sin embargo, el transporte internacional presenta restricciones a la circulación y extensiva la práctica del transbordo fronterizo. Existen pocos operadores de gran tamaño, mientras que los pequeños presentan gran influencia. Si bien la edad de la flota es elevada, se puede constatar un proceso de renovación.

En el Cono Sur, la eficiencia logra ser de media a alta con 80,000 kilómetros anuales promedio. Si bien el transporte internacional es desarrollado y cuenta con altos niveles de eficiencia, resulta poco relevante en comparación del TAC nacional.

Operan el sector empresas de alta eficiencia, sumados a numerosos pequeños operadores, con una especialización creciente. En la flota, en tanto, conviven segmentos muy modernos y numerosos camiones antiguo, existiendo muchas dificultades para los pequeños transportistas para renovar sus flotas.

Perspectivas

En el medio plazo, de acuerdo al informe, se espera “un escenario de crecimiento sostenido de la demanda, y el requerimiento de una logística de alta calidad”. Uno de los impulsores de ese crecimiento de la demanda “será seguramente el comercio exterior, que supone un movimiento masivo de materias primas y alimentos, promovido por el incremento de las demandas de otras regiones del mundo”.

Se señala además que el TAC “continuará desempeñando un rol clave en las cadenas logísticas, y demandará una mayor integración con otros modos de transporte”.

Además, se indica que “las tendencias observadas en el mundo señalan un avance hacia cadenas logísticas ininterrumpidas (seamless) que aseguren la conectividad de las redes, que demandarán niveles crecientes de profesionalización y de calidad del servicio, desafiando el desempeño de un TAC cuyo principal criterio de competencia ha sido el precio”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *