El increíble Canal de Panamá ampliado

El Canal de Panamá ampliado celebra su tercer aniversario el 26 de junio de 2019. Desde su finalización, se ha convertido en una ruta verde que es comúnmente utilizada por las compañías navieras que envían sus mega barcos a través de esta vía acuática.

La construcción de un tercer juego de esclusas es la obra más grande realizada por Panamá desde la inauguración del Canal original en 1914. El proyecto tomó siete años (2009-2016) y costó $5,581 millones. Fue construido por la empresa española Sacyr.

Las esclusas de Cocolí, en el Pacífico y Agua Clara en el Atlántico, duplicaron la capacidad del Canal de Panamá y agregaron un tercer carril para el tránsito de barcos más grandes, además de aumentar el número que puede pasar al mismo tiempo. Son más anchas y profundas que las del Canal original.

Las esclusas de Cocolí Agua Clara

Las nuevas esclusas han permitido el tránsito de megabarcos.

Las nuevas esclusas han permitido el tránsito de megabarcos.0

El canal original tiene dos carriles, cada uno con su propio juego de esclusas. El proyecto de expansión agregó un tercero a través de la construcción de complejos de esclusas en cada extremo del canal. Un juego de esclusas está ubicado en el lado del Pacífico, al suroeste de las esclusas de Miraflores.

La otra se encuentra al este de las esclusas de Gatún. Cada uno de estos nuevos complejos de esclusas tiene tres cámaras consecutivas diseñadas para mover embarcaciones desde el nivel del mar hasta el nivel del Lago Gatún y volver a bajar.

Cada cámara tiene tres tinas laterales de ahorro de agua, para hacer un total de nueve tinas por esclusa y 18 tinas en total. Al igual que las esclusas originales, las nuevas y sus depósitos se llenan y vacían por gravedad, sin usar bombas.

La ubicación de las nuevas esclusas utiliza una parte significativa del área excavada por los Estados Unidos en 1939 y que fue suspendida en 1942 debido a la Segunda Guerra Mundial. Están conectadas al sistema de canales existente a través de nuevos canales de navegación.

Las nuevas cámaras de las esclusas miden 427 metros (1,400.92 pies) de largo, 55 metros (180,45 pies) de ancho y 18.3 metros (60,04 pies) de profundidad. Utilizan compuertas rodantes en lugar de las de inglete, que son utilizadas por las esclusas originales.

Las compuertas rodantes se seleccionaron por ser una tecnología probada que se utiliza en casi todas las esclusas existentes con dimensiones similares al nuevo sistema de Panamá.

Las nuevas esclusas utilizan barcos remolcadores para posicionar los buques en lugar de locomotoras eléctricas. Al igual que las compuertas rodantes, los remolcadores se utilizan con éxito y ampliamente para estos fines en esclusas de dimensiones similares.

Mecanismos de ahorro de agua

Las nuevas esclusas tienen tinas que ahorran agua para reducir el volumen del líquido que se utiliza en la operación de la esclusa. El funcionamiento de las antiguas y nuevas esclusas utilizan la gravedad y válvulas. No hay bombeo involucrado.

La operación de las esclusas, viejas y nuevas utiliza agua del lago Gatún. Incluso en la situación actual con dos carriles de esclusas, el suministro de agua se puede limitar al final de la estación seca de Panamá cuando el nivel de agua del lago es bajo.

Las tres tinas están conectadas con cada cámara de la esclusa. El volumen perdido por ciclo es dos quintas partes del volumen de la cámara de “agua en movimiento”. Los otros tres quintos se reutilizan. Se podría alcanzar un ahorro de agua equivalente, basado en el mismo principio, agregando más cámaras a la esclusa.

Rentabilidad del Canal

Más tanqueros de GNL utilizan el Canal ampliado.

Más tanqueros de GNL utilizan el Canal ampliado.

El administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, dijo en el Informe Anual de la ACP que al finalizar el año fiscal 2018, el Canal de Panamá registró un récord de 442.1 millones de PC / UMS1, lo que representa un aumento del 9.5 por ciento con respecto al 403.8 millones de PC / UMS del año fiscal anterior.

Además, los tránsitos aumentaron en 247 buques, un 1.8 por ciento más naves que anteriormente. La ACP también aumentó la confiabilidad al incrementar a ocho el número de cupos de reserva diarias.

Los principales usuarios del canal son Estados Unidos, China, México, Chile y Japón. En términos de porcentaje de tonelaje de carga, las rutas principales fueron entre Asia y la costa este de los Estados Unidos, la costa este de los Estados Unidos y la costa oeste de América del Sur, la costa este de los Estados Unidos y la costa oeste de América Central , Europa y la costa oeste de América del Sur y entre Asia y la costa este de América Central.

En el 2018, el Canal recaudó $3,172 millones en ingresos, $286 millones más que en el año fiscal anterior, de los cuales $2,970 millones corresponden a peajes y servicios de tránsito, $68 millones a ventas de energía eléctrica, $34 millones a ventas de agua potable, $36 millones ingresos misceláneos, y $63 millones intereses ganados y otros ingresos financieros.

Los ingresos totales por peajes fueron de $1,818 millones, incluyendo los cargos por tonelada neta, las tarifas de servicios públicos y la depreciación, $41.6 millones menos que la cifra presupuestada. Este desempeño hizo posible alcanzar un récord de $1,703 millones en contribuciones directas al Tesoro Nacional.

El futuro

Se espera que este año sea mejor que el 2018, con más tanqueros de gas natural licuado (GNL) y buques graneleros utilizando el Canal. Hasta abril de 2019, seis mil barcos neopanamax transitaron por la vía interoceánica.

Más del 50 por ciento han sido del segmento de contenedores. Los buques de gas licuado de petróleo (GLP) constituyen otro 26 por ciento, y los buques de GNL representan el 11 por ciento. Los graneleros secos y líquidos, los transportadores de automóviles y los cruceros constituyen los tránsitos restantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *